viernes, 18 de diciembre de 2009

Garmo Negro 3.051

Se acaba 2009 y varios de los “proyectos” montañeros que nos propusimos a mediados de año, se han visto cumplidos. Uno la subida al pico más alto de la península, el Mulhacén y otro hacer un tres mil en el Pirineo, el Garmo Negro. Para este último marcamos la fecha del 12 de diciembre previendo que a esas alturas la nieve y el hielo cubrirían la mayor parte de los Pirineos y no nos equivocamos.
Una parte del grupo (Isra, Romel, Rubi, Julin y yo), salimos de Madrid a las 6 de la tarde en el nuevo y espacioso coche de Julín, que por poco se nos queda pequeño debido a la gran cantidad de material que llevamos, botas, raquetas, piolets, bastones, crampones, ropa, etc. El resto del grupo, Juanma, Nacho, Vicente y Montse saldrían a las 8. El destino, el Refugio Casa de Piedra, en Baños de Panticosa, junto al fino y famoso balneario.
Los del primer grupo llegamos casi a las 12 de la noche, una hora más tarde lo harían el resto y a pesar de la oscuridad, arriba, en lo más alto, a más de 3.000 metros, se recortaban en un cielo completamente estrellado las cumbres nevadas del Garmo Negro, y el Algas …la cosa prometía.
A las siete de la mañana, y tras un buen desayuno nos colocamos los frontales y nos dirigimos al punto de comienzo del “paseo”. Por las horas y por las escasas huellas debíamos ser de los primeros en emprender la subida.


Como viene siendo habitual, el pelotón de cabeza comandado por Juanma y Nacho imprime un fuerte ritmo, algunos preferimos ir al tran tran y disfrutar de un espectacular amanecer. Llegamos a la Mallata Alta y el grupo vuelve a dividirse definitivamente. El grupo 1 (los primeros que llegamos el Viernes) subimos al Garmo Negro, y el grupo 2 que hacia unos días había subido este pico, se dirige al Pico Los Infiernos...por encima de nuestras cabezas sobrevuela el , el rey de los Pirineos, el quebrantahuesos. Tras alucinar con el imponente vuelo de este ave amenazada, avanzamos unos metros y decidimos que subiremos a cuchillo por la canal que nos dejará en la base del Garmo Negro. Ha llegado el momento de colocarse los crampones y coger el piolet, la pared que tenemos enfrente lo hacen necesario. Al ritmo que marca Rubi vamos ascendiendo, mirar atrás o más bien hacia abajo produce cierto canguelo, un resbalón y zas…bueno, mejor mirar al frente y seguir subiendo. A pesar del cierto riesgo que puede suponer esta canal, sin duda es el momento de mayor disfrute para casi todos, excepto para el Isra que recibe la visita de “el hombre del mazo” y a partir de aquí la ruta se le hace muyyyy cuesta arriba.
Tras un largo parón para recuperar fuerzas, tomamos el sendero que en suave ascenso nos lleva hasta el collado de Argualas. Ahora sólo nos queda la última y empinada pala que nos dejará en una media hora en la cima del Garmo Negro. Este tramo, lo haremos sin Isra que tras el gran esfuerzo y coraje mostrado decide que hasta aquí ha llegado.
Las vistas desde la cima son simplemente maravillosas, Midi d ´Oiseaux, Los Infiernos, el Macizo de Vignemale, el Valle de Tena. Tras disfrutar de este lugar mágico emprendemos con mucha prudencia la bajada…impresiona el rugir de los cantos de los esquís cuando los esquiadores descienden por esta empinada rampa.
A las tres, en un llano soleado del camino hacemos un parón para comer algo y tomarnos un rico jarabe en forma de Pacharán casero que ha traído Rubi en una petaca. Con el calor en el cuerpo solo nos queda bajar hasta el refugio dónde no esperaran los de Los Infiernos y el de la Pájara .
El día acaba, con risas, buena cena, vacile al montañero errante y con nuestra participación en un reportaje que saldrá en la televisión autonómica aragonesa y en el que el punto de interés será nuestra impoluta habitación.

Algunas fotos y un vídeo de la excursión:

Espectacular amanecer

Subiendo hacia la Mallata Alta

Rubi e Isra en el ltimo tramo de la Mallata alta

Quebrantahuesos

Julín, Romel e Isra antes de la canal

Julín tras la canal

Isra, el montañero errante


Vídeo desde la cima

En la cima del Garmo Negro 3.050

Vista del Midi d´Oiseaux

Otra más en la cima

El grupo 2 en el Infiernos, Juanma, Montse, Vicente y Nacho. Detrás el Garmo Negro

Últimas luces sobre el Garmo

….que en el 2010 sigamos viéndonos en las montañas. Feliz Año a todos, compañeros.


lunes, 7 de diciembre de 2009

Pico El Nevero

Pico El Nevero

Este año por motivos laborales no he podido salir de Madrid para disfrutar el puente de la Constitución y como no era cuestión de quedarse en casa, propuse a Rubi salir al monte y así de paso entrenamos un poco para el plato fuerte que nos espera el próximo finde, el Garmo Negro.
Para ello elegimos el Pico El Nevero, un pico que se encuentra en los llamados Montes Carpetanos, en el mismo cordal que el Peñalara, con el que a mi parecer guarda un gran parecido tanto por su morfología glaciar, como por sus condiciones climáticas, sus lagunas etc... es como un "pequeño" Peñalara.
Quedamos a las 9 en el pueblo de Lozoya. Rubi se retrasa ya que le hacen soplar en en la carretera de Guadarrama, logicamente dio negativo. Dejamos mi coche en el pueblo y con el de Rubi tomamos la carretera que sube hasta el Puerto de Navafría.


Nosotros no llegamos hasta arriba, nos quedamos en el área recreativa Las Lagunillas desde dónde parte una senda que en suave ascenso llega hasta las inmediaciones del Nevero. Impresionantes vistas de todo el valle del Lozoya, el Peñalara y la Cuerda Larga. En algo más de una hora y tras habernos despistado en uno de los desvios por ir en animada charleta, llegamos a la base del Nevero que presenta un aspecto espectacular totalmente cubierto de nieve y con sus dos pequeñas lagunas parcialmente congeladas.
Atraídos por una de sus verticales canales decidimos ponernos los crampones y emprendemos la cuesta arriba. Esta es la parte que más disfrutamos, son 10 minutos de subida contínua por una pared con un 70% de inclinación, y que hemos bautizado con el nombre de Torremolinos, en recuerdo de nuestros compañeros montañeros que se encontraban de vacaciones en esta popular población malagueña :-).

Llegando a la cima se mete la niebla y nos impide ver las vistas. Tras las fotos de rigor emprendemos la bajada. El descenso lo hacemos por una canal menos expuesta pero más peligrosa ya que la nieve se encuentra más blanda, lo que provoca que sufra un par de resbalones que podrían haber tenido peores consecuencias de no ser una vez por Rubi y otra por una piedra que consiguieron frenarme. Tras estos pequeños sustos llegamos de nuevo a la laguna, desde dónde tras un tentepié iniciamos la vuelta por el mismo lugar de la ida.
El broche final a este estupendo día lo ponemos comiéndonos una sopa castellana y un par de huevos fritos con chistorra en un bar de Lozoya.




domingo, 15 de noviembre de 2009

Por la libertad



Video del single de 'La tierra está sorda' (2009). En la ladera del monte Ezkaba (Navarra), a la sombra del penal franquista de San Cristobal, los presos asesinados o que morían por enfermedades derivadas de su cautiverio eran enterrados con una botella entre las piernas. Dentro, un simple papel recogía su nombre y las causas de su condena y muerte. A ese pedazo de tierra se le conoce como "El cementerio de las botellas".

A todos los que lucharon y luchan contra el fascismo y especialmente a mis abuelos.

miércoles, 21 de octubre de 2009

La luna debajo del brazo

Primer single del nuevo disco de Quique González, Daiquiri Blues. La canción, La luna debajo del brazo.



¿Cuándo vas a venir otra vez por aquí?
Cuando gire el poniente en tu pelo.
Tú tenías que hacer lo que había que hacer
pero el mundo nunca era un pañuelo

Te vigilé las horas del viaje más largo
Como si fueras a llevarte la luna debajo del brazo.

Conduciendo hacia el puerto de Santa María,
Con tus piernas ardiendo en el salpicadero.
Ahora es fácil decirme que no lo sabías
Pero tú me seguías el juego

Te vigilé las horas del viaje más largo
Como si fueras a llevarte la luna debajo del brazo

Lo tuvimos tan cerca que nunca lo vimos
lo perdimos tan fácil que valió la pena
y ahora quiero llamarte por teléfono
decirte que aunque no me diera cuenta en aquel momento
Aquello fue importante para mí

¿Cuándo vas a venir otra vez por aquí?

domingo, 4 de octubre de 2009

Mulhacen, 3479 metros

A la izquierda el Veleta a la derecha el Mulhacen

Son muchas (o quizá no tantas) las montañas que he pateado a lo largo de la geografía española y alguna en el extranjero, pero no ha sido hasta el pasado 3 de Octubre, cuando por fin he conseguido pasar la mítica cifra de los 3.000 metros. Para estrenarme o mejor dicho para estrenarnos que mejor que la cota más alta de la Peninsula Ibérica, el Mulhacen, que con sus 3.479 sólo es superado en España por el Teide y en Europa,según investigaciones del Isra, sería el sexto más alto detrás del Elbrus, el Mont Blanc, el Pointe Dufour, el Groosglockner y el ya mencionado Teide, casi ná.
La ascensión al Mulhacen ha sido desde hace mucho tiempo una especie de obsesión entre el grupo de amigos a los que nos gusta esto de subir montañas y tras varias reuniones para poder cuadrar nuestras apretadas agendas... que si es el cumpleaños de mi madre, que si el domingo juega mi equipo, que si me viene muy mal esa fecha, por fin pudimos señalar el 3 de octubre como el día en el que seríamos las personas más altas de España, si imaginamos por ejemplo que el Teide a esas horas estaría cubierto de una espesa niebla que impediría la subida de cualquier montañero.
En un principio el grupo lo formamos Nacho, Romel, Julin, Rubi, Edu, Isra y yo. Después por motivos laborales, Edu causa baja y se unen Juanma, David, Alfredo y los dos Álvaros, todos ellos amigos de Nacho.

Para acometer tan esperado momento elegimos el bonito pueblo alpujarreño de Trevelez como lugar de partida. Sorprende, al bajar del coche el intenso olor a jamón serrano que invade el ambiente. Para alojarnos la primera noche, unos elegimos el cálido Hostal Fernando, y otros el Camping de Trevelez.

Quedamos el sábado a las 8 de la mañana en el parking del hostal para desayunar algo en alguno de los bares de las cercanías y para desde allí comenzar la ruta que nos llevará hasta el Mulhacen. La ruta elegida es la que va de Trevelez-Siete Lagunas-Mulhacen y que nosotros terminaremos en el Refugio de Poqueira.
A las nueve de la mañana y una vez cargadas las cantimploras comenzamos a caminar, sorprende el fuerte ritmo que marcan los Álvaros, Alfredo y su perro Coco.
Hay que destacar que esta es una ruta que desde el principio "pica para arriba", el desnivel de subida es de casi 2000 metros.

En la primera parada seria, el grupo se ve reducido, los Álvaros, Alfredo y coco acusan su fuerte comienzo y deciden que no continúan y se vuelven por el mismo camino dirección a Trevelez. En este mismo punto coincidimos con dos chicos y una chica y haremos junto a ellos el trayecto hasta Siete lagunas, dónde ellos montarán sus tiendas de campaña para hacer noche y subir al día siguiente a la Alcazaba.

Tras la subida por las Chorreras, llegamos a la Laguna hondera, la más baja de siete lagunas, y se hace necesario un descanso y un tentempié para reponer unas fuerzas que nos harán mucha falta para emprender la última parte y quizá más dura de todo el recorrido, la Cuerda del Resuello, un nombre que le viene al pelo.

En esta parte, el cansancio empieza hacer mella y además, no sé si será simple sujestión o la altitud que en este punto ronda los 3.000 metros, pero más de uno sentimos cierto mareo que desaparece en cuanto vemos la última rampita que nos llevará al punto más alto de la Península.
La gran cantidad de rutas y pistas que recorren Sierra Nevada sumado a la atracción que ejercen sus numerosas cotas por encima de los 3.000 metros, hacen de este espacio natural un lugar de mucha concurrencia. En lo alto del Mulhacen coincidimos con gran cantidad de ciclistas y montañeros provenientes en su mayoría de Capileira, desde dónde las rutas son más asequibles.




Tras las fotos de rigor, el avituallamiento correspondiente y el disfrute de las vistas que ofrece el Mulhacen, emprendimos la bajada al Refugio de Poqueira dónde hariamos noche. ¿La bajada?... a tumba abierta, nada de pistas ni sendas, como se suele decir "a cuchillo".
El refugio de Poqueira tiene más de hotel o albergue que de refugio. Buenísimas instalaciones, mucha capacidad y una cena de escándalo. La verdad es que se agradece tras la paliza llegar a un lugar dónde tomarte unas cerverzas fresquitas y poder echar unas risas con los compañeros de fatiga. Lo peor del refugio, sin duda la falta de educación de gran parte de sus ocupantes, que no respetaron el sueño de los demás.


El domingo, somos los últimos en abandonar el Refugio, tras un copioso desayuno emprendemos la marcha siguiendo la pista que en unos 3,5 kilometros de suave ascensión nos lleva al Alto del Chorrillo, desde aquí un estrecho sendero con un desnivel de unos 1.200 metros, que hacemos en muchos tramos corriendo, nos llevará de nuevo a Trevelez, comienzo y fin de nuestra ruta al Mulhacen.
Este es el relato de mi primer tresmil y me gustaría destacar a parte de la satisfacción de haber alcanzado la cota más alta de la peninsula, la buena compañía y el buen rollo habido durante todo el fin de semana entre todos los miembros del grupo....¡¡¡¡Un saludo para todos!!!!! Nos vemos en las cumbres.

jueves, 1 de octubre de 2009

Picos de Europa


Aprovechando unos merecidos días de vacaciones y a la espera del plato grande, la subida al Mulhacen, he decidido marchar unos días a Picos de Europa y probar que es eso de viajar sólo. La experiencia, realmente, ha merecido la pena. Repito seguro.
He tenido la suerte de poder disfrutar de los mágicos atardeceres desde el collado Jermoso y hacer noche en un enclave único de los Picos de Europa, el Refugio de Diego Mella más conocido como el de Collado Jermoso. La subida hasta el refugio la hice desde Cordiñanes pasando por la Vega de La Sotín. La mayor dificultad: su alto desnivel en tan pocos kilómetros que hacen muy dura esta ruta.
Aquí dejo alguna foto del refugio en su entorno, protegido por La Palanca y el Llambrión o un atardecer tras la cumbre del Peña Santa.



lunes, 1 de junio de 2009

Circo Peñalara


Lugar: Sierra de Guadarrama, Madrid
Día: 29 de Mayo de 2009
Altura: La altura máxima de 2.428 que marca el Peñalara
Condiciones: Tarde soleada con buenísima temperatura.
Dificultad: Media.
Componentes: Isra y yo


Ver Circo Peñalara en un mapa más grande

Comentario:
Cuando el jueves me llamó el Isra para invitarme a subir al día siguente a Peñalara, pensé: " Está loco, con el calor que hace y con el cansancio de después de trabajar y con los atascos que se montan, ni de coña", pero un minuto después y en un alarde de sentido común le mandé un sms: " cuenta conmigo, a las 17 en Cotos". Y así fue, poco antes de las cinco estabamos en el aparcamiento de Cotos, unos 12º menos que en Madrid, aire limpio y practicamente sólos. La dura semana de trabajo quedaba totalmente olvidada. Nos sentimos unos privilegiados.
La ruta que seguimos es la que lleva desde Cotos a la Laguna de Peñalara y desde aquí a la Laguna de los Pájaros, dónde hacemos un pequeño descanso, comemos algo y disfrutamos con las espectaculares vistas de la Cuerda Larga y de todo el Valle del Lozoya.

Tras el breve descanso, toca la parte más dura de la ruta que es volver en dirección Cotos pero no por el mismo camino sino cresteando, subiendo cada uno de los picos que forman el circo de Peñalara ( Los Pájaros, Risco Los claveles, Peñalara, Dos Hermanas). Después de casi cinco horas llegamos a nuestro punto de partida, empieza a anochecer, en Cotos sólo quedan una pareja de amantes de la astronomía con su telescopio, nosotros, y un autillo que con su silbido rompe el silencio de la noche.

domingo, 12 de abril de 2009

El Yelmo 1.717

Lugar: La Pedriza, Manzanares el Real (Madrid)
Día: 9 de Abril de 2009
Altura: 1.717 metros
Condiciones: Día soleado con buenísima temperatura
Dificultad: Baja. Tan sólo el paso de la chimenea que te deja en la cima del Yelmo tiene cierta dificultad.


Ver Urb Peña el Gato- El Yelmo en un mapa más grande

Descripción: El Yelmo seguramente es la cumbre más emblemática e importante de La Pedriza y es centro de atracción para numerosos escaladores. Por diversos motivos La Pedriza es para mí una gran desconocida, tan sólo había estado allí una vez y de eso hace ya muchísmos años, por lo menos unos veinte.
Aprovechando la Semana Santa, hemos organizado una salida montañero-gastronómica que ha consistido en subir El Yelmo y comer en Casa Marga un espectacular cocido madrileño.
La ruta la hacemos Agus, Diana, Norberto, Elsa, Elvis y yo. Comenzamos nuestra ascensión desde una de las últimas calles de la urbanización Peña el gato, este es el punto desde dónde comienza un PR que en una sinuosa y pedregosa ascensión te deja en el Yelmo. A mitad de camino las chicas y Elvis deciden que hasta ahí han llegado.

Agus, Norberto y yo seguimos subiendo y subiendo, ahora Manzanares con su embalse parecen una preciosa maqueta, por el camino encontramos algún ejemplar de cabra hispánica. En algo más de media hora estamos en la base del Yelmo por su cara sur dónde se pueden ver varios grupos de escaladores. Impresionante la estampa de esta mole de granito rosado.


Tras tomar un trago de agua, continuamos caminando y bordeamos por la derecha el Yelmo y tras algún que otro despiste encontramos el camino que nos llevará a uno de los puntos más complicados pero a la vez más divertidos que tiene esta subida, el lo que se conoce como la chimenea, que no es más que un estrechisimo paso de unos 30 metros de largo y 30 de ancho por dónde dificilmente pasarás si tienes algún kilo de más o como en mi caso, calzas un 46. Por la dificultad del paso, esta zona se encuentra colapsada de montañeros, unos que suben, otros que bajan y otros que no se atreven. Tras un rato de espera conseguimos pasar. Salimos de la chimenea y nos encontramos con numerosos montañeros disfrutando del sol y de las maravillosas vistas que tiene el Yelmo.

Hacemos las fotos de rigor, tomamos un temtempié y vuelta a cruzar la chimenea, esta vez ha sido mucho más fácil. Parte de la vuelta la hacemos por un tramo diferente que nos llevará al lugar dónde habíamos dejado a las chicas, desde aquí en 45 minutos estamos en el pueblo. Ahora toca disfrutar de un espectacular cocido de puchero en Casa Marga.

sábado, 28 de marzo de 2009

Neil Young & Pearl Jam-Rockin' In The Free World



There's colors on the street
Red, white and blue
People shufflin' their feet
People sleepin' in their shoes
But there's a warnin' sign on the road ahead
There's a lot of people sayin' we'd be better off dead
Don't feel like Satan, but I am to them
So I try to forget it, any way I can.

Keep on rockin' in the free world,
Keep on rockin' in the free world
Keep on rockin' in the free world,
Keep on rockin' in the free world.

I see a woman in the night
With a baby in her hand
Under an old street light
Near a garbage can
Now she puts the kid away, and she's gone to get a hit
She hates her life, and what she's done to it
There's one more kid that will never go to school
Never get to fall in love, never get to be cool.

Keep on rockin' in the free world,
Keep on rockin' in the free world
Keep on rockin' in the free world,
Keep on rockin' in the free world.

We got a thousand points of light
For the homeless man
We got a kinder, gentler,
Machine gun hand
We got department stores and toilet paper
Got styrofoam boxes for the ozone layer
Got a man of the people, says keep hope alive
Got fuel to burn, got roads to drive.

Keep on rockin' in the free world,
Keep on rockin' in the free world
Keep on rockin' in the free world,
Keep on rockin' in the free world.


hay colores en la calle, rojo, blanco y azul
la gente arrastrando sus pies
la gente durmiendo en sus zapatos
pero hay una señal de alarma en la carretera
hay mucha gente diciendo que estaríamos mejor muertos
no me siento como satan pero lo soy para ellos
asi que intento olvidarlo si puedo

sigue resistiendo en el mundo libre

veo una mujer en la noche con un bebe en su mano
bajo una vieja farola, cerca de un cubo de la basura
ahora abandona al niño y se ha ido a meterse un chute
ella odia su vida y lo que ha hecho con ella
hay un niño mas que nunca irá a la escuela
nunca se enamorará, nunca llegará a ser guay

sigue resistiendo en el mundo libre

tenemos miles de puntos de luz para el hombre sin techo
tenemos una amable y delicada pistola automatica
tenemos grandes almacenes y papel higiénico
tenemos cajas de poliestireno para la capa de ozono
tenemos un famoso, que dice mantegamos la esperanza viva
tenemos fuel que quemar, y carreteras por las que conducir

sigue resistiendo en el mundo libre

domingo, 22 de marzo de 2009

Cercedilla-La Mujer Muerta-El Espinar

La Mujer Muerta desde el Collado Minguete

Lugar:
Sierra de Guadarrama (Madrid y Segovia)
Día: 21 de marzo de 2009
Altura: Pico La Pinareja (2.194m), Peña El Oso (2.196m), Pico Pasabán (2.001m)
Condiciones: Día soleado y con muy buena temperatura.
Dificultad: Alta. Es una ruta no circular con 25 km de distancia y con un desnivel acumulado de unos 2000 metros. Las temperaturas, dependiendo de las estaciones, son extremas. En invierno es conveniente echar los crampones.


Componentes: Romel, Isra, Nacho y yo
Comentario: La mujer muerta es un cordal montañoso perteneciente a la Sierra de Guadarrama, dentro de la provincia de Segovia. Está compuesto por el Pico de La Pinareja, el Peña El Oso, Pico Pasabán. Su nombre viene dado por la forma que adopta este conjunto de picos vistos desde la vertiente segoviana y que recuerdan una mujer dormida, tumbada o muerta cubierta con un velo y con los brazos entrecruzados. La leyenda cuenta que estas moles son el resultado de la transformación que experimentó el cuerpo de una doncella que murió del mal de amores cuando su caballero partió para la guerra, olvidando cumplir la promesa de volver junto a ella.
Descripción de la ruta: Al no ser una ruta circular y de larga distancia llevamos dos coches, uno lo dejamos en la Estación de Cercedilla y con el otro subimos hasta el aparcamiento de Las Dehesas. La vuelta la hacemos en el tren que une Segovia con Madrid y que hace parada en la estación de El Espinar y que en apenas veinte minutos te deja en Cercedilla.


Ver mapa más grande


A las 9:10 comenzamos la ruta y una vez más, y no se cuántas veces van, atravesamos la calzada romana y en menos de una hora nos encontramos en el Puerto de la Fuenfría. A pesar del buen día que hace no se ve mucho movimiento de montañeros.

Collado Minguete, al Fondo Peña el Oso

En el Collado Minguete. Detrás Montón de Trigo

Tras llenar nuestras cantimploras, ahora toca subir el repecho que lleva hasta el cerro Minguete, aún queda bastante nieve en esta zona, afortunadamente está lo sufientemente dura para no hundirnos y no tener que usar los crampones que hemos decidido dejar en el coche. En unos 25 minutos estamos en el Collado Minguete y tenemos por primera vez una excelente panorámica de La Mujer Muerta, dónde mandan los picachos nevados de La Pinareja y Peña El Oso, hacemos un avituallamiento, las fotos de rigor y continúamos por el camino que bordea el Montón de Trigo, a nuestra izquierda tenemos el tupido valle del rio Moros ¡¡¡espectacular!!!.

Isra afrontando la última rampa de La Pinareja. Al fondo Bola del Mundo y Maliciosa

En unos 20 minutos nos colocamos en el Collado Tirobarra, a pies de la Pinareja. En este punto Romel se pone a tirar y sin tomarnos un respiro llegamos a la cima, en ella coincidimos con tres montañeros que vienen de la parte de Segovia. Preciosas las vistas tanto de la ciudad castellana, como de los pinares de Valsaín y el Peñalara. Por cierto, ya está bien de tanta crucecita en las cimas de las montañas ¿no?

En la Pinareja

Tras un breve descanso continuamos nuestro camino hacia la Peña del Oso. Quizá, este sea el tramo más bonito de toda la ruta, dónde atravesaremos,en amena conversación, empinadas rampas parcialmente heladas y laderas completamente nevadas. En menos de una hora llegamos a la Peña del Oso, bebemos un poco de agua, nos hacemos unas fotos y continuamos en suave descenso hacía el Pico Pasabán.

En la Peña el Oso

A partir de aquí la nieve da paso a las piedras. Una vez pasado el Pico de Pasabán y a medio camino del Collado que lleva su nombre, paramos para comer. Son las 14:00 horas. Nuestro menú es de lo más variado: sandwiches, embutido de todas las zonas de España, fruta y galletas de chocolate...para terminar un espectacular orujo de guindas del padre de Julín que ha traído Romel en su petaca.
Tras la comida emprendemos el último y más aburrido tramo de la ruta que es el que atraviesa por medio de un cortafuegos un denso bosque de pinos que termina tras casi dos horas en La Panera que es una zona de recreo en la que numerosos grupos hacen sus barbacoas, juegan al fútbol en familia o simplemente toman el sol ligeros de ropa. Desde aquí hasta El Espinar son tres kilómetros por pista de asfalto.

Estación de El Espinar

A las 17:45 Llegamos a la Estación y como tenemos una horita hasta que pasa el tren para Cercedilla, hacemos un poco de tiempo tomándonos unas merecidas cervezas.

Total 8 horas 50 minutos con paradas incluídas. Una cerveza muyyyyy merecida