jueves, 5 de marzo de 2009

Paraíso leonés


Si hay un lugar dónde los problemas, los dolores de espalda (¿verdad Isra?) los agobios,los estreses del día a día o los malos rollos se olvidan, para mí y para mis amigos ese lugar es Riaño. Llegar el viernes de noche al albergue de Iván en Villafrea de la Reina y tomarte una sartenada de huevos con patatas, una tabla de cecina y una botella de vino, es la mejor terapia para curar todos lo males que nos atacan en la gran ciudad. Si a todo esto lo acompañamos de una buena marcha montañera por cualquiera de los picos que rodean esta maravillosa tierra y una cena a base de embutido casero y una larga charla hasta altas horas de la noche en el bar de Benito la terapia se convierte en una cura de desintoxicación de malas energías.
Después de unos meses sin pisar la Tierra de la Reina, había muchas ganas de volver y ver como estaba la zona tras un invierno tan duro, como muestra de la crudeza invernal, decir que en nuestra marcha hacia los Picos Lomas y Cuartas, por el valle de Lechada, nos encontramos unos 10 venados muertos. La gran parte del camino se encontraba con más de un palmo de nieve, por lo que nuestro avance se hizo muy complicado. Finalmente y por una serie de circustancias (falta de tiempo, pérdida del "piolin" o piolet de Isra, grrrrrr) decidimos no subir ningún pico y disfrutar del sol montañero.
Aquí dejo unas cuantas fotos.


Vista desde el Boquerón de Bobias. Al fondo Picos de Europa

Agujas de Cardaño, Pico Lomas y Pico Cuartas desde el Valle de Lechada



Por petición popular ( y contra mi voluntad) cuelgo un par de fotos de los estragos que ha hecho el duro invierno en el Valle de Lechada y que se ha cegado con numerosos animales.


No hay comentarios: