domingo, 12 de abril de 2009

El Yelmo 1.717

Lugar: La Pedriza, Manzanares el Real (Madrid)
Día: 9 de Abril de 2009
Altura: 1.717 metros
Condiciones: Día soleado con buenísima temperatura
Dificultad: Baja. Tan sólo el paso de la chimenea que te deja en la cima del Yelmo tiene cierta dificultad.


Ver Urb Peña el Gato- El Yelmo en un mapa más grande

Descripción: El Yelmo seguramente es la cumbre más emblemática e importante de La Pedriza y es centro de atracción para numerosos escaladores. Por diversos motivos La Pedriza es para mí una gran desconocida, tan sólo había estado allí una vez y de eso hace ya muchísmos años, por lo menos unos veinte.
Aprovechando la Semana Santa, hemos organizado una salida montañero-gastronómica que ha consistido en subir El Yelmo y comer en Casa Marga un espectacular cocido madrileño.
La ruta la hacemos Agus, Diana, Norberto, Elsa, Elvis y yo. Comenzamos nuestra ascensión desde una de las últimas calles de la urbanización Peña el gato, este es el punto desde dónde comienza un PR que en una sinuosa y pedregosa ascensión te deja en el Yelmo. A mitad de camino las chicas y Elvis deciden que hasta ahí han llegado.

Agus, Norberto y yo seguimos subiendo y subiendo, ahora Manzanares con su embalse parecen una preciosa maqueta, por el camino encontramos algún ejemplar de cabra hispánica. En algo más de media hora estamos en la base del Yelmo por su cara sur dónde se pueden ver varios grupos de escaladores. Impresionante la estampa de esta mole de granito rosado.


Tras tomar un trago de agua, continuamos caminando y bordeamos por la derecha el Yelmo y tras algún que otro despiste encontramos el camino que nos llevará a uno de los puntos más complicados pero a la vez más divertidos que tiene esta subida, el lo que se conoce como la chimenea, que no es más que un estrechisimo paso de unos 30 metros de largo y 30 de ancho por dónde dificilmente pasarás si tienes algún kilo de más o como en mi caso, calzas un 46. Por la dificultad del paso, esta zona se encuentra colapsada de montañeros, unos que suben, otros que bajan y otros que no se atreven. Tras un rato de espera conseguimos pasar. Salimos de la chimenea y nos encontramos con numerosos montañeros disfrutando del sol y de las maravillosas vistas que tiene el Yelmo.

Hacemos las fotos de rigor, tomamos un temtempié y vuelta a cruzar la chimenea, esta vez ha sido mucho más fácil. Parte de la vuelta la hacemos por un tramo diferente que nos llevará al lugar dónde habíamos dejado a las chicas, desde aquí en 45 minutos estamos en el pueblo. Ahora toca disfrutar de un espectacular cocido de puchero en Casa Marga.

No hay comentarios: