jueves, 1 de octubre de 2009

Picos de Europa


Aprovechando unos merecidos días de vacaciones y a la espera del plato grande, la subida al Mulhacen, he decidido marchar unos días a Picos de Europa y probar que es eso de viajar sólo. La experiencia, realmente, ha merecido la pena. Repito seguro.
He tenido la suerte de poder disfrutar de los mágicos atardeceres desde el collado Jermoso y hacer noche en un enclave único de los Picos de Europa, el Refugio de Diego Mella más conocido como el de Collado Jermoso. La subida hasta el refugio la hice desde Cordiñanes pasando por la Vega de La Sotín. La mayor dificultad: su alto desnivel en tan pocos kilómetros que hacen muy dura esta ruta.
Aquí dejo alguna foto del refugio en su entorno, protegido por La Palanca y el Llambrión o un atardecer tras la cumbre del Peña Santa.



3 comentarios:

Ignacio J. Rivas dijo...

Cómo enganchan los picos......echo de menos el aire frío pegándote bofetones en la cara con el amanecer!!!

arbolande dijo...

Yo también hice esa ruta con unos amigos, aunque nos faltó quedarnos a dormir en el refugio para ver el atardecer. La subida es espectacular, por lo bonita y por lo dura que es, pero merece la pena.
¡Enhorabuena por tus fotos y por el blog!

Dani dijo...

Muchas gracias por pasarte por aquí arbolande. Yo te recomiendo pasar al menos una noche en el refugio, es todo un espectáculo.
Un saludo y muchas gracias.