domingo, 31 de enero de 2010

Historia de unos héroes

Acabo de ver el documental que han emitido en el programa "Informe Robinson" de Digital + sobre el rescate del alpinista navarro Iñaki Ochoa de Olza y me he quedado realmente impresionado, y no por el rescate en si, sino por la lección de amistad sin límites, valentía y solidaridad que dieron todos aquellos montañeros que pusieron en peligro su vida por salvar la de un compañero. En ocasiones como esta el ser humano es capaz de mostrarnos toda su grandeza.
De todos los testimonios que aparecen a lo largo del documental, sobretodo me quedo con uno, y es el de la madre de Iñaki: "Nosotros (los padres) queremos que nuestros hijos sean felices, no que sean abogados. Y el riesgo está en el Himalaya, por supuesto, pero el riesgo está en vivir"





jueves, 7 de enero de 2010

Fondeando por Navafria


Bueno, pues parece que el comienzo de año promete, nieve, mucha nieve .
Pues que mejor día que hoy, cuando todas las previsiones hablaban de que iba a caer la mundial mi hermano y yo desoyendo todos los consejos de metereólogos y miembros de la DGT, madrugamos, cogemos el coche y nos vamos para Navafría para probar que es eso del esquí nórdico o de fondo.

Nada más comenzar el puerto la cosa se pone chunga y el coche dice que hasta ahí ha llegado o le ponemos las cadenas o esperamos a que pase el quitanieves. Tras un momento de duda conseguimos poner las cadenas sin mucha complicación, nuestras manos, a punto de congelarse seguro que no están de acuerdo.A partir de ahora llegar hasta el puerto (dónde se encuentra la "estación") es un precioso paseo.
Una vez llegados a la estación, nos toman los datos y nos dan la primera alegría: las botas para el esquí nórdico nada tienen que ver con esas rígidas y duras botas del esquí alpino, son blandas y calentitas, bieeeeeen. Después llegan los esquís, muchos más finos, algo más largos y más manejables que sus hermanos alpinos. Ahora sólo queda colocarse las tablas y caminarrrrrr. La técnica no requiere de mucha habilidad, el pie queda suelto y es levantar talón y deslizar....gran invento para desplazarse.

La primera impresión es bastante positiva, habrá que seguir probando...

viernes, 1 de enero de 2010

San Silvestre. Una ilusión cumplida


Por fín ayer, 31 de diciembre 2009, pude cumplir un sueño que desde que practicamente tengo uso de razón tenía en mente, correr una San Silvestre. La experiencia ha merecido mucho la pena. Es emocionante ser una de esas 30.000 personas (inscritas oficialmente) que desafiando a una metereología adversa tomaron en un ambiente de buen rollo y alegría las principales calles de Madrid. Lo de menos era el tiempo empleado en recorrer la distancia entre el Santiago Bernabéu y Vallecas en mi caso 1:02:19, lo mejor el recibir el aliento, los gritos de ánimo y el aplauso de los miles de madrileños que desafiando a la lluvia, el granizo y el frío salieron a la calle para darnos ese empujón,a veces tan necesario,para llegar a la meta. Ya espero con ganas la San Silvestre 2010.