lunes, 7 de febrero de 2011

Circo Peñalara por la Canal de la Ceja


Otra vez en el Peñalara y van...
Ante la imposibilidad de concretar planes (y no precisamente montañeros) para el sábado, me puse en contacto con Romel y le propuse sacar los crampones y el piolet a pasear por Peñalara, más concretamente por alguno de los Tubos que suben hasta el Dos Hermanas. Aceptó mi propuesta pero con la condición de estar a la hora de comer en casa. Trato hecho. A las 8 en el aparcamiento de Cotos.
Madrugón y poco antes de la hora señalada llego al puerto, el aparcamiento está practicamente lleno, normal, las previsiones para el día de hoy son espectaculares (bueno según como se mire). A las 8:15 nos ponemos en marcha tomando dirección a la Laguna de Peñalara.
En poco más de media hora estamos junto a la Laguna, que está completamente helada. Los corredores no presenta mal aspecto y sobre ellos se ven las siluetas de varios montañeros. Tras un rápido "vistazo" elegimos la canal de la Ceja, que parece más resguardada del sol y algo más empinada, lo que hará la subida más divertida. Ya en faena comprobamos que hielo hay poco por lo que la ascensión se convierte en una rampa bastante fácil. Una vez salimos del tubo, tenemos la opción de tirar dirección al Peñalara pasando por esa desafiante cornisa (la ceja) que amenaza con caerse más pronto que tarde o seguir divirtiéndonos un poco más y hacer algún tubo de los que llevan a Dos Hermanas, elegimos esto último. Aquí encontramos más hielo y tenemos que clavar más las puntas y hacer uso del piolet, en apenas 10 minutos estamos en la cima. Ahora recuerdo que esta misma canal ya la hice hace un par de años ¿verdad Isra?.





Tras unos minutos de disfrute, tiramos hacia el Peñalara, nos hacemos las fotos de rigor y continuámos hacia el Claveles, por aquí apenas nos encontramos con gente...y se agradece. Tras una parada para recuperar energias, bajamos a trotemoche hasta la Laguna de los Pájaros y desde aquí por lo que es el camino habitual hasta el punto de partida. A las 2 estamos tomando un refresco en la Venta Marcelino, que por el calor y la cantidad de gente que hay parece más un chiringuito de Benalmádena o Guardamar que un bar de montaña. Tras el refrigerio, Romel se marcha a realizar sus obligaciones familiares y yo me quedo a comer y sestear en la furgo apartado del mundanal ruido.
Otra vez más Peñalara y otra vez más un gran día.


Pd: El atascazo de más de una hora, que me comí por la tarde, yendo de Cotos a Navacerrada prefiero obviarlo por no manchar este bonito relato.

2 comentarios:

riflessioni in campo dijo...

preciosa toccata montañera (sin fuga!) en C...eja menor. preciosa...

http://www.youtube.com/watch?v=-Q1tbpnMPgs&feature=related

Dani dijo...

Qué bonito acompañamiento para esta ruta montañera riflessioni in campo.
Gracias