domingo, 27 de marzo de 2011

Alto del Naranco (o Robadoiro)

En el límite entre León y Cantabria y en un conjunto montañoso dónde dominan las cumbres del Peña Prieta y el Tres Provincias, se elevan otras cimas quizá menos conocidas como Alto del Naranco (o Robadorio) o el Cubil del Can pero igualmente bonitas.
Con la intención de patearlas nos despertamos el sábado 26 en el Albergue Venta de Eslonza.
Como bien decían las previsiones, el día amanece lluvioso y muy desagradable, pero como no era plan echar todo el día tomando cervezas y cecina en la cafetería del albergue, nos armamos de valor, nos pusimos nuestras mejores prendas y partimos Romel, Isra, Nacho y yo dirección al Puerto de San Glorio desde dónde comenzamos la ruta. Fran, el otro expedicionario prefiere hacer una excursión motorizada por el Desfiladero de los Beyos.
Desde el principio de la ruta nos acompaña una fina lluvia y un ligero viento que aunque son algo molestos no impide que disfrutemos de las preciosas vistas. Una vez situados en la base del Portillo de las Yeguas el tiempo se vuelve más hostil. La lluvia cae con más fuerza, el viento es helador y además empieza a meterse la niebla o sea que uno de los alicientes, que era el de disfrutar a pesar de la lluvia de las vistas de estas espectaculares montañas, lo perdemos.
Reponemos algo de fuerzas en la en inicio de la rampa al Alto del Naranco y emprendemos su subida a ciegas, la espesa niebla apenas nos deja ver cinco metros más adelante y si a eso le unimos lo blanda que estaba la nieve y la lluvia racheada...la desmotivación se apodera de mí y es que uno no es Simone Moro. Refunfuñando (especialmente yo) llegamos a la cima y decidimos que visto lo visto o mejor dicho lo no visto, que será buena idea volvernos al albergue y disfrutar de unas cervezas y una siesta. Pero de repente, por arte de magia y como si el Dios de las tempestades (si es que existe) quisiera darnos una tregua, por una pequeña ventana aparece el sol, lo que nos da esperanzas para continuar con nuestro plan inicial de llegar al Cubil del Can y luego al Tres Provincias.
Yo, en un alarde de coraje (ironía), decido que me vuelvo, estoy desmotivado, el Isra me acompaña y Romel y Nacho continúan con la idea de subir al Cubil del Can. El rajado y el acompañante bajamos hasta el Refugio de Tajahierro y desde ahí tomamos el camino que nos devuelve al San Glorio y a los valientes les esperamos con el coche en Llánaves de la Reina.
El día acaba como viene siendo habitual siempre que vamos por aquellos lares; con buen vino, cecina, jamón y escalera (orujo para hombres rudos del norte) que a más de uno le pasa factura...pero eso ya es otra historia.

Vertiente cántabra

Bonita pala que lleva hasta el Portillón de Yeguas


miércoles, 23 de marzo de 2011

The Vaccines

Pues nada que según dice la Rolling Stone este es el grupo que hay que escuchar. Se llaman The Vaccines, son de Londres y acaban de publicar su primer álbum. Aquí una de sus mejores canciones, Post Break-Up Sex...a mí me gusta.


domingo, 6 de marzo de 2011

El futuro de la Sierra de Guadarrama

A continuación cuelgo los vídeos del reportaje "Sierra amada, sierra atada" que el magnífico programa de La 2, El Escarabajo Verde, dedicó, en Marzo de 2010 a lo que puede ser el futuro Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, ahora que la Comunidad de Madrid ha dado luz verde al proyecto.
Un proyecto que no se ajusta a la Ley de Parques Nacionales ya que presenta una propuesta con una superfice fragmentada y estrangulada que no aseguran la conectividad entre la zona sur y norte del Parque Nacional, a parte de olvidar importantes zonas de protección y de no tener en cuenta el impacto de carreteras como la M-601 o las pistas de esquí.

Según explican grupos ecológistas, el Parque Nacional de las Cumbres del Guadarrama, es tan paradójico que podría convertirse en el único del país que, lejos de aumentar la protección de un entorno con una especie en peligro de extinción, la pretende desproteger. Y lo más grave, es que se trata de no perjudicar a unos terrenos privados. El PORN ha excluido del ámbito de máxima protección del parque la zona del Alto Lozoya, que actualmente cuenta con un alto grado de protección y, además, tiene una de las escasas colonias de buitre negro de la península ibérica, algo realmente valioso para Madrid, puesto que se trata de una especie catalogada como en peligro de extinción junto con el lince ibérico, el águila imperial o la cigüeña negra.
Sacad vuestras propias conclusiones.